Destino o camino del Ka

pelo al viento
Alguna vez he sentido como si algunos de mis actos o palabras fueran guiados por algo ajeno a mí. Como si una fuerza me llevara, un viento que me arrastra irremediablemente. Las pocas veces que he sentido algo así, un cambio radical ha ocurrido en mi vida.
Luego, cuando intento recordar los porqués y los cómos, no me reconozco. No sé porqué he actuado de esa determinada manera, ni cómo he tomado esas decisiones drásticas tan rápidamente y casi “en contra” de mi voluntad. Intento resistirme. Mi mente me advierte de las consecuencias, pero algo más fuerte que yo me hace pronunciar las palabras, realizar esas acciones…

Inmediatamente después me arrepiento, pero pasado un tiempo observo como aquello ha cambiado o me ha conducido a un destino concreto en el que todo acaba encajando.

Un amigo llamaba a ese trenzado que va componiendo el telar del destino “el camino del Ka”. Decía que ese camino se abría en ocasiones ante nuestros ojos, dando sentido a todas las casualidades que nos habían llevado hasta allí, y sin embargo, en otras ocasiones se desdibujaba, pareciendo que andábamos sin rumbo, o perdiendo éste temporalmente.

Hace poco más de un mes me pasó algo así. Todo a mi alrededor me aconsejaba que no lo hiciera. Todos me miraron incrédulos con una sonrisa a medias pensando qué tonta… Pero las palabras salieron de mi boca sin poder hacer yo nada por contenerlas. Así que ahora supongo que lo pase tenía que pasar.

Los caminos del destino son inescrutables.

Imagen sacada de We Heart It.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s