La vida nos envía señales

cazador de sueñosEs curioso. Parece como si algo en mí supiera que algo no andaba bien. El sueño de las bolas de fuego de fuego recorriendo la ciudad, de las que no podíamos escapar, agachándonos finalmente detrás de un coche, sintiendo el gran calor acercarse y el humo que nos iba a dejar sin respiración, despertando justo cuando ya no podía respirar más, y los libros que caían en mis manos sobre sanar el cuerpo y la mente, se confirman como señales. Se acercaba la fecha de mi revisión anual de rutina con la ginecóloga y la idea de pedir cita lo antes posible era acuciante. Todo cobra sentido ahora. Tal vez la vida, el universo o puede que un ángel de la guarda me estuvieran advirtiendo.

De hecho había escrito sobre ello el 4 de octubre en el post Un pequeño paso para la humanidad, un gran paso para mí. Supe que tenía algo el 28 de noviembre. Me pregunto cuántas señales pasarán por nosotros inadvertidas, y cómo poder buscar dichas señales e interpretarlas correctamente sin caer en la paranoia de que cualquier cosa sea el presagio de que algo malo va a ocurrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s