Y eso es, ni más ni menos, el tiempo

“(…) Yo vivo conmigo misma, por lo tanto es lógico que trate de complacerme. ¿Cómo quieren que me soporte las veinticuatro horas del día despreciándome, detestándome y desaprobándome?”. Antoinette. Las Camas Individuales.

No te aferres al dolor, ni tampoco a la dicha. La vida no es una línea recta. Es una sucesión de momentos (esta es una de las cosas que se eseñan  en la práctica del Mindfulness). Una mañana estás tirado en un sofá lamentándote, y por la tarde puede inundarte un estado de ánimo eufórico, para después, bajo la nueva luz que proyecta el crepúsculo sobre la ciudad, suspirar con aire melancólico. No es más que eso: Momentos. Uno tras otro. Y luego pasan a ser recuerdos. Y muchos de ellos pasan a ser olvido.

Eso es, ni más ni menos, el tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s