veinteañeras versus cuarentonas

veinteañeras versus cuarentonas

A los 20 años:

  • No tienes miedo a casi nada. Tu actitud es casi desafiante. Ganas de probarte.
  • Cambias de trabajo y pruebas cosas nuevas (no hay necesidad de estabilidad aún, más bien de romper la que te dan tus padres).
  • Puedes cambiar radicalmente lo que estás estudiando y dedicarte a algo nuevo.
  • Viajas con mochila.
  • Salir de fiesta siempre es un acontecimiento.
  • Puedes empalmar una noche de fiesta con una jornada laboral sin que apenas se te note.
  • Cualquier cosa es mejor que quedarse en casa.
  • Si te deja el novio, a las dos semanas te has olvidado y ya tienes a otro en mente, o sencillamente no tienes ninguna prisa ni ningún miedo a quedarte solo.
  • Atraes a todo tipo de hombre.
  • Te enfadas por tonterías y haces un mundo por nada.
  • No sabes lo que quieres.
  • No te conoces.
  • Aun no sabes lo que esperar de una relación de pareja.

veinteañeras versus cuarentonas

A los 40 años:

  • Surgen miedos nuevos: miedo a envejecer, a haberte estancado en una vida que no te convence, a la enfermedad…
  • La estabilidad emocional y la salud se convierten en prioridades.
  • Si tienes trabajo, tienes miedo a perderlo (aunque ese trabajo no te satisfaga. Incluso si ese trabajo supone un martirio todos los días), y a no poder encontrar otro (ya ni mejor, solo otro), porque la mayoría de empresas son reacias a contratar a gente de mediana edad y sólo quieren gente joven, que aunque con menos experiencia, esté bien preparada.
  • Si estudias algo nuevo, sueles hacerlo por vocación pero no para darle un giro a tu situación laboral y poder dedicarte a algo que te guste más.
  • Salir de fiesta se convierte en un esfuerzo y derroche de energía (que ya no tienes), que supone arrastrar un día de resaca, más otro de malestar general en el que juras que nunca más te despendolarás y que ya no estás para tanto trote.
  • Si tienes hijos, tú eres lo segundo en tu vida, y si no los tienes piensas que se te acaba el tiempo (si eres mujer) y que quizás te estás perdiendo algo si no tienes al menos uno, por no hablar de la presión social al respecto.
  • Viajas con bolsa de viaje o maleta (a ser posible con ruedas).
  • Te dejan por una más joven.
  • Sabes afrontar mejor los problemas y conflictos y le das importancia a las cosas que realmente la tienen. Lo ves todo con más perspectiva.
  • Te conoces mejor a ti misma. Sabes hasta donde eres capaz de llegar y hasta donde eres capaz de aguantar en las relaciones.

Seguro que se te ocurren muchas diferencias más… Buff. No obstante he de decir que me siento estupenda acercándome como estoy más a los 40 que a los 30. En realidad la edad sólo es un número -aunque suene a cliché es cierto-. No me cambio por la yo de veinte años -excepto en la energía y en poder salir de fiesta sin acusar cansancio-. Estas diferencias son demasiado generales y de todos modos los 40 de ahora no son los de antes. Ahora las de 40 son chavalas -la mayoría de muy buen ver-.

Tendré que escribir otro post donde ganen las de cuarenta en el listado de diferencias… ¡;-)!

Foto vía: Nueva York Nocturno

Anuncios

2 thoughts on “veinteañeras versus cuarentonas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s