Mi animal tótem

mi animal totem

La primera vez que soñé con él, estaba enmedio de una especie de apocalipsis, había caos. Cuando apareció ante mí , me sentí asustada al principio, pero el tigre se acercó, manso y me acompañó durante el resto del sueño que se tornó cada vez más y más confuso. Me hacía sentir segura e invencible.

En este último sueño lo tenía como una especie de mascota y sabía que era hembra. Yo podía abrazarla y mimarla pero con cautela. Conocía su fuerza y su furia aunque sospechaba que jamás la usaria contra mi. También me daba seguridad tenerla a mi lado, con ella al lado nadie se atrevería jamás a dañarme, pues podía ser feroz con todos los demás.

En un momento del sueño, alguien que decía ser su dueño original quería arrebatarme a Tigre. Pero estaba claro que yo no iba devolvérselo fácilmente…

Luego el sueño comienza a volverse confuso y me encuentro en un bar del que yo soy cliente habitual y la policía aparece para realizar tests de alcoholemia a todos los supuestos menores que allí se encontraban. Incluida a mí. La nota extraña aquí fue que era la una del mediodía (¿una redada a la una del mediodía?) y lucía un sol espléndido. Todos nos encontrábamos en la calle bajo aquel sol a petición de los agentes de policía.

– ¿Y tu qué? ¿También has bebido?- me espeta un policia.

– ¿Pero qué dice?- yo indignada.-No he bebido ni una gota, además me tengo que ir a currar ahora…- Aún así el policia no me cree y hago el test. Muestro con gesto triunfante los ceros que aparecen en la pantallita. A todo esto Tigre está durmiendo en el asiento trasero de mi coche (que por otra parte no entiendo como tengo curro y coche si soy menor… Ni como coño cabe un tigre en mi coche…).

mi animal totem

Tigre que sigue durmiendo en el asiento trasero de mi coche.

Acto seguido me encuentro conduciendo hacía el trabajo y de repente caigo en la cuenta de que Tigre sigue durmiendo atrás (tapado en parte por una chaqueta mía), “¡mierda!” pienso, “Tigre no puede estar encerrado aquí hasta que yo termine de trabajar, no puede estar encerrado en un sitio tan pequeño durante tanto tiempo con lo grande y fuerte que es”. Entonces suena el teléfono y me despierto.

Lo primero que me ha venido a la mente, por alguna extraña razón, ha sido lo de los animales tótem de los indios. Me he dirigido a google y me he puesto a buscar sobre ello. Se dice que cada persona tiene un animal tótem que le guía y protege. Tu no eliges tu tótem, el animal te elige a ti. Este animal nunca viene para hacerte daño (aunque tu sientas miedo). Dicen también que puede venir a nosotros por varios motivos. El animal tótem puede no ser el mismo a lo largo de nuestra vida. Puede aparecer ante nosotros tanto de forma física y real como en sueños, y existen varios tipos de tótem:

– Tótems de Vida, es un tótem que trabaja con nosotros en nuestro ciclo vital. Nos recuerda nustra fuerza y nuestro poder reflejado en él. Puede aparecer por motivos diversos a lo largo de nuestra vida.

Tótem de Aventura o Viaje, es un tótem pasajero que puede abarcar hasta un año de nuestra vida. Nos acompañará durante ese trecho del camino para que aprendamos lo que necesitamos aprender. Durante ese periodo de tiempo se nos aparecerá frecuentemente.

Tótem de Mensaje, se diferencia del de Aventura o Viaje en que éste es puntual. Aparece de repente, en una situación inusual y produce el efecto de una cachetada, es como una llamada de atención.

Tótem de Sombra, es el que nos pone a prueba para saber si estamos preparados para recibir al animal en nuestro interior. En ocasiones podemos ser atacados por ese animal, y le tendremos miedo como representación de nuestros miedos internos. Mientras no superemos el miedo del Tótem de Sombra éste actuará en nuestra contra, impidiéndonos avanzar.

¿Quién sabe? A lo mejor he encontrado a mi tótem.

Anuncios

3 thoughts on “Mi animal tótem

  1. Pues yo ya sabía que mi tótem era el gato negro. Desde niña me lo he encontrado de formas diversas. A veces como un gato negro enorme, casi como si fuera una pantera, y otras como un pequeño minino precioso. Ese es mi tótem de vida. Mi tótem de viaje han sido varios, lobos, lechuzas, búhos, curiosamente, siempre son animales nocturnos. Ahorita mi tótem de viaje es el tigre.
    Los tótem mensajeros no me han sucedido aún. Significa que voy bien xDD
    En cuanto a los tótems de sombra… no sabría yo decirte, quizás el tiburón o el escorpión, porque les tengo terror, y muchas veces sueño con ellos o me atacan en vivo y directo. Bueno, el tiburón aún no. Pero juraría que lo he sentido muy cerca de mí. Joder. xP

    Respecto a tu sueño, me ha encantado la parte de tener a tu tigre atrás del auto. xP y sí, efectivamente, es un tótem tuyo. Eso es seguro. Ahora solo debes ver, que tipo de tótem es para ti.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s